Guía de Inscryption: resuelve los puzles y machaca a los jefes

Inscryption es la última obra de Daniel Mullins, creador de Pony Island, y en esta ocasión nos trae un título de cartas con puzles por resolver que os queremos ayudar a superar con esta guía. Esta curiosa mezcla de géneros funciona la mar de bien, y desde los primeros compases del juego entraremos de lleno en su opresiva atmósfera.

Pese a que el eje central del juego son los combates de cartas (con un avance procedural que recuerda a Slay the Spyre), también será importante resolver los rompecabezas que iremos encontrando en la sala en la que tiene lugar la partida. La razón es sencilla: al resolver dichos puzles, conseguiremos recompensas en forma de cartas u objetos.

En esta guía, encontrarás la solución a todos los puzles y estrategias para derrotar a todos los jefes del juego.

Guía de Inscryption: derrota a los jefes y resuelve los puzles

El título cuenta con un buen puñado de puzles por resolver, que hemos dividido en varias secciones:

Con el puzle de la caja fuerte desbloquearás nuevas cartas parlantes (las que te guían por la trama), cartas para tu mazo y la cabeza de ardilla para el tótem. Con el reloj, conseguirás el cuchillo, el rollo de película (importante para el final) y el anillo (importantísimo antes de la batalla final). Por último, el cuadro y el candelabro te aportarán herramientas útiles para tu aventura y mejorarán la carta del humo que se usa contra los jefes.

Guía inscryption
La sala esconde muchos secretos

La última parte de esta guía te explica cómo derrotar a todos los jefes del juego. Hay un total de 4 (cada uno con distintas fases), y si no conoces el truco de todos puedes atascarte durante bastante tiempo. Somos conscientes de que puede haber más estrategias para derrotarlos, pero las que encontrarás en esta guía son las que hemos usado nosotros:

Con esto, ya deberías tener las herramientas suficientes para poder pasarte el juego (o, por lo menos, el juego de Leshy). Abróchate el cinturón, porque la aventura todavía no ha acabado.

Inicio