La mejor clase del M1912 de Warzone para hacer trizas a tus enemigos

La mejor clase del M1912 de Warzone para hacer trizas a tus enemigos
Sin comentarios

El M1912 (o M1928, según se mire) es uno de esos subfusiles de Warzone que resultan exageradamente rápidos e injustamente generosos en cuestión de capacidad de munición... especialmente si sigues esta linda guía. Nos gusta. Nos gusta mucho, y de hecho tiene un puesto en nuestra lista de las mejores armas del juego con razón.

Pero, ¿sabes qué es lo mejor que tiene? La muy puñetera es una de esas armas que se lleva bien tanto con veteranos/as de Verdansk que ahora ya van curtiéndose en Caldera como con la gente que llega de nuevas al juego, resultando una herramienta amigable y ampliamente manejable. Venga, menos cháchara.

La mejor clase del M1912 en Warzone

Ya lo imaginarás, pero por si no: el M1921 es un subfusil para el corto alcance. No te equivoques y te lo vayas a llevar para un combo de armamento para francotirador, que vas a ser el hazmerreír del Pacífico, criatura.

  • Bocacha: silenciador Mercury
  • Cañón: CGC de 36,83 cm cubierto
  • Acople: estabilizador para M1915
  • Mira: Nydar modelo 47
  • Cargador: tambores del calibre 0,45 ACP con 100 proyectiles
  • Tipo de munición: frangible
  • Empuñadura trasera: empuñadura con brea de pino
  • Culata: CGC S ajustable
  • Competencia: Prestidigitación
  • Kit: Totalmente cargado

Empezamos con un clásico de las clases de Vanguard: el silenciador Mercury. Como muchas/os sabréis, se trata de un supresor de sonido que además aumenta la precisión. El siguiente paso es el cañón CGC cubierto, que tiene la responsabilidad de contener la dispersión al disparar desde la cadera. El estabilizador es un acople que insiste en este campo, ¡sin ninguna penalización!

Pasando ya a la mira Nydar, te comentamos que es solo una propuesta de entre muchas de formato réflex que, tenlo en cuenta, funcionará fantásticamente. Prueba con una que te guste, que no tenga aumentos y —sobre todo— que no obstaculice la visión, y estarás cubierto/a.

En el campo de las empuñaduras, fíjate en esa de brea de pino, que es genial para seguir añadiendo precisión al disparo desde la cadera. Le hará un poco de daño a la velocidad al apuntar, por lo que si prefieres tirar hacia una clase algo menos centrada, quédate con la punteada.

Ahora vamos a pasar al tema de la munición, que ganas le tenemos. Por un lado, aprovecha al máximo esos tambores de 100 proyectiles, que te vas a llevar una sorpresa. A pesar de ofrecer semejante aluvión de balas, las desventajas son anecdóticas.

Bien podrías quedarte con los de 50, pero en este calibre, nuestra experiencia disparando ha ido resultando cada vez más consistente. Por otra parte, en cuestión de tipo de munición, la que más nos llama es la frangible por su capacidad para reducir a los enemigos al aire libre, pero si prefieres quedarte con la munición de punta hueca, te llevarás la posibilidad de hacer más pupa al acertar en las extremidades.

Si quieres aumentar la velocidad de carrera a disparo, prueba con la culata ajustable CGC S, que aparte aumenta la velocidad de movimiento. Para ir cerrando la clase, te recomendamos una competencia, Prestidigitación, que es clave para aligerar el tiempo de recarga de esos grandes tambores; y un kit, el de Totalmente cargado, que te ayudará a llevar munición adicional.

No sería muy descabellado preparar un par de clases para el M1912, lo sabemos, pero técnicamente no tienes más que variar la empuñadura y colocarle, por ejemplo, Rapidez, un kit que te permite ganar en velocidad cuando lo necesitas.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio