Cómo vencer a Maliketh en Elden Ring: consejos y estrategia para ganarle a la Hoja Negra

Cómo vencer a Maliketh en Elden Ring: consejos y estrategia para ganarle a la Hoja Negra
Sin comentarios

Tirando para el final del juego, y tras haber derrotado al Dúo Sacrosanto, vas a tener que vencer a Maliketh, la Hoja Negra, uno de los jeces más agresivos de Elden Ring, y saber cómo hacerlo es muy importante. Hoy vamos a ver estrategias y consejos para que no te pille desprevenido y puedas acabar con él.

Al igual que pasa con el Dúo Sacrosanto, Maliketh es un jefe principal, lo que significa que no vas a poder saltártelo. Ten en cuenta que cuando llegues a su pelea en Farum Azula, lo recomendable es que, como muy, muy poco, hayas superado el nivel 100 en tu personaje y tengas un arma al +20. Evidentemente, cuanto más superes estos requisitos, mejor.

Cómo vencer a Maliketh en Elden Ring: consejos y estrategia para ganarle a la Hoja Negra

Maliketh, de hecho, tiene dos fases. La primera es el Clérigo Bestia, a quien reconocerás si has estado dándole Raíces Mortuorias de parte de D. Una vez le quites alrededor de la mitad de su vida, empezará el combate contra Maliketh propiamente dicho. Vamos a ver unos consejos para ambas fases.

Como consejo general, si estás teniendo problemas con este jefe, voy a  volver a recomendar invocar el espíritu de Tiche, la cuchillo negro. Es rápida, fuerte, tiene mucha vida, esquiva rápido y su debufo hace daño continuado mientras que reduce la vida máxima de su objetivo. Es un aliado increíble para prácticamente cualquier tipo de combate.

Primera fase

Practica a romperle la postura

En la primera fase, si eres un jugador de cuerpo a cuerpo, te conviene practicar a romper la postura con ataques fuertes de R2/RT. El Clérigo Bestia no tiene mucho aguante, con lo que en pocos golpes vas a poder tumbarlo y hacerle un golpe crítico. Apréndete el ritmo de sus ataques y cuándo puedes colarle uno de los fuertes y verás cómo la primera fase acaba siendo bastante asequible.

Rueda hacia adelante

Hay un ataque en concreto de la primera fase que puede ser algo extraño. Cuando levante su mano y la clave en el suelo, disparará unas ondas hacia ti. Pese a que tu primer instinto pueda ser esquivar hacia los lados o hacia atrás, lo más seguro es esperar hasta el último segundo y rodar hacia adelante, metiéndote en el ataque. Si lo has ajustado bien, atravesarás las ondas sin recibir nada de daño. Por el contrario, esquivar hacia atrás o hacia el lado puede hacer que cuando termines de rodar sigas dentro del ataque.

como derrotar maliketh elden ring

Segunda fase

Un objeto crucial

Para la segunda fase, verás que Maliketh se parece más bien poco a su anterior forma. Haciendo gala de ataques rápidos y muchas, muchas acrobacias, a veces es complicado encontrar un momento para pegarle. Un objeto que te va a venir muy bien en ese aspecto es la Garra Blasfema, soltada por el invasor Recursant Bernahl en la propia Farum Azula, cuya localización puedes ver en este mapa.

Gracias a este objeto, cuando haga un combo en concreto, podrás hacerle parry y detenerlo. Fíjate en cuanto salta y te lanza 3 ondas oscuras. Tras estas, su espada se iluminará y hará un golpe en área bastante bestia, esto es lo que puedes detener. El truco está en utilizar la Garra Blasfema cuando empiece a brillar su espada. Si lo consigues hacer bien, tendrás un buen rato para hacerle daño y destruírlo. Por cierto, si te golpea y ves que tienes fuego sobre ti, usar la Garra Blasfema también te quitará dicho debufo.

El sangrado sigue siendo tu amigo

Esto puede sonar un poco a repetido, pero es que el sangrado es una de las mejores herramientas que tenemos los jugadores a la hora de acabar con los jefes de Elden Ring. Maliketh no es una excepción, y hacerlo sangrar es una manera muy efectiva de derrotarlo. Si tu build es de destreza, como siempre, te recomiendo Ríos de Sangre o Velo Lunar. Por otro lado, si vas a fuerza, tu mejor opción va a ser la Lanza Sagrada de Mohgwyn. Igualmente, recuerda que puedes emplear grasa para añadir el efecto a tu arma favorita.

Las magias también tienen lugar aquí

Si no eres tan físico y prefieres magias, también tienes algunos ases bajo la manga. Primero, si vas por fe y te gustan los encantamientos, Lanza Relámpago puede parecer muy básico, pero es rápido y hace una buena cantidad de daño. La Putrefacción de Ekzykes también te puede ayudar a superar su primera fase, aunque es algo arriesgada.

Si lo que te gusta son los hechizos, Cometa Azur junto con la Lágrima oculta cerúlea y la Lágrima rota del dote mágico. Tu problema va a ser encontrar un buen momento para utilizar el combo, pero si  juegas con mucha paciencia y, sobre todo, usas un espíritu, en cuanto encuentres el momento, podrás hacerlo papilla.

Temas
Inicio