El M1916 de Warzone mata de dos tiros, pero con sus clases, puede hacer lo que quiera

El M1916 de Warzone mata de dos tiros, pero con sus clases, puede hacer lo que quiera
Sin comentarios

Lo del M1916 de Warzone es de aúpa, porque lo mismo te tumba a quien quieras de dos tiros que se convierte en fusil de asalto con la clase adecuada (salvando las distancias). Se trata de un fusil táctico, por lo que puedes cubrir sin problemas la media y larga distancia, encima puedes estar tranquilo/a porque cuenta con cargadores bien generosos.

Las dos clases que te proponemos para este fusil son bastante flexibles, especialmente en lo que a miras se refiere, pero lo interesante es que dentro de su estabilidad y redondez, cuenta con un accesorio que literalmente lo convierte en un fusil automático que no tiene nada que envidiar a los del género puro.

La mejor clase para el M1916 de Warzone

  • Bocacha: silenciador MX
  • Cañón: ZP de 762 mm de precisión
  • Mira: PU para SVT-40 (x3-6)
  • Culata: Fitzherbert reforzada
  • Acople: empuñadura delantera pesada
  • Cargadores: de serie
  • Tipo de munición: alargada
  • Empuñadura trasera: de piel
  • Ventaja 1: Conciencia
  • Ventaja 2: Respiración profunda

El M1916 funciona a base de dobles tiros a todo correr, y eso es a lo que vamos a sacar partido con esta primera propuesta de clase. Si bien con las clases del Nikita nos olvidamos un poco de los silenciadores, en este caso nos decantamos por el MX, que aparte de ocultar tu posición en el minimapa, aumenta la precisión.

En la misma línea, el cañón ZP de 762 mm, aparte de la precisión, también sube la velocidad de proyectil y la de desplazamiento. La culata Fitzherbert —aparte de tener un nombre sublime, mejora la estabilidad, la precisión y el control de retroceso, aparte de mejorar tu resistencia al estremecimiento al recibir tiros. Por desgracia, también empeora un poco la velocidad al apuntar con la mira.

No obstante, para eso le hemos colocado la empuñadura de piel, que lo compensa directamente. No nos olvidamos de la empuñadura pesada, que repetiremos más abajo porque agarra la estabilidad general, el control de retroceso y la estabilidad al andar, y les da un subidón.

En lo que respecta a la munición, hemos optado por dejar los cargadores de 20 proyectiles de base porque presentan un buen equilibrio entre capacidad y velocidad de recarga. Dentro de ellos irá la munición alargada, que es una opción óptima para clases de largo alcance. Hablando de esto, plantéate una mira como la PU para SVT-40, que te cubre para media y larga distancia sin obstrucciones.

Para cerrar la clase, dos ventajas: Conciencia y Respiración profunda. La primera, que es poco común, te permitirá ver los nombres de los enemigos desde más lejos, mientras que la segunda aumenta tu capacidad para aguantar la respiración y así poder afinar mejor tus tiros desde lejos.

Una clase para hacer de tu M1916 un fusil automático

  • Bocacha: compensador G28
  • Cañón: Wyvern automático de 532 mm
  • Mira: lente Saturn de x1,35
  • Culata: Fitzherbert reforzada o culata eliminada
  • Acople: empuñadura delantera pesada
  • Cargadores: Klauser de 8 mm con 40 proyectiles
  • Tipo de munición: punta hueca
  • Empuñadura trasera: de tela
  • Ventaja 1: Vital
  • Ventaja 2: Totalmente cargado

En este caso ya nos venimos arriba con una versión automática del M1916. Antes de hablar del accesorio que lo permite, nos paramos un segundito en el compensador G28, que es una bocacha que empieza a contener el retroceso. El cañón Wyvern —este ya sí— es el responsable de hacer del fusil uno de asalto, pero además suma puntos al control de retroceso y la velocidad al apuntar.

Siguiendo con la clase, combinamos la culata Fitzherbert y la empuñadura pesada nuevamente para mejorar el tema del retroceso y la precisión, pero si necesitas incidir más en la movilidad, olvídate de culatas y ve a por la eliminada. Evidentemente, perderás precisión y aumentarás en retroceso, pero oye, no se puede tener todo.

Para la munición, hemos pasado a los cargadores de 40 balas Klauser, que son suficientes para compensar el estilo de disparo de esta clase. Otra cosa es lo de los proyectiles de punta hueca, que tienen sentido en un fusil automático para aumentar el daño en las extremidades.

Esto se combina perfectamente con la ventaja de Vital, porque mientras que una se ocupa de las extremidades, la segunda busca aumentar la superficie de los impactos críticos. Luego podemos hablar de la empuñadura de tela, que busca aumentar la agilidad en varios campos (velocidad al apuntar, de esprintar al disparar, la recuperación de retroceso desde la cadera); y de Totalmente cargado, que ya sabes lo bien que va para llegar a la partida rebosantes de munición.

Temas
Inicio