Llevo 75 horas en Elden Ring, pero no conocía estos seis trucos y ahora me siento tonto

Llevo 75 horas en Elden Ring, pero no conocía estos seis trucos y ahora me siento tonto
Sin comentarios

Mira que hemos estudiado ya las mecánicas secretas y trucos de Elden Ring en varias ocasiones, pero todavía seguimos descubriendo métodos y acciones no muy evidentes que, o no usamos por poca costumbre, malos vicios... o que directamente desconocemos porque somos muy cazurros/as. ¡Claro que pasa!

El caso es que aunque llevamos ya semanas (¿o eran meses?) con el GOTY 2022 último juego de From Software, siguen aflorando cositas que no solo facilitan y aligeran la experiencia de juego enteros, sino que son "tonterías" muy serias que pueden ayudarte a afrontar zonas o enemigos con mucho más arrojo. Verás consejos de toda clase, y te animamos a incorporarlos en tu forma de jugar, que ¡te van a ayudar mucho!

Secretos de Elden Ring que todavía no conocías

Viaja rápido a la Mesa Redonda ¡de verdad!

Sí, sí, como lo oyes. Aunque parezca una nimiedad, si te paras a pensar en todo el tiempo que dedicas a mover el cursor hasta la ubicación de la Mesa Redonda en el mapa de Elden Ring, seguro que acabas acumulando horas al final de tu partida. Pero existe un método para trasladarte rápidamente al Lugar de Gracia que tiene asociado. La cosa es endiabladamente sencilla:

  1. Con el mapa abierto, pulsa Y o Triángulo para abrir la lista de ubicaciones disponibles para el viaje rápido.
  2. Con ella abierta, solo tienes que darle a X o Cuadrado para activar el viaje rápido a la Mesa Redonda. Acepta y...
  3. ¡Listo!
Balizas

Las balizas del mapa son más tímidas de lo que piensas...

Como bien sabes, en las Tierras Intermedias hay tropocientasmil cosas que hacer, entre NPC que te ofrecen misiones, mazmorras que explorar, objetos que recoger, vistas panorámicas con las que echarse a llorar... La cosa es que por suerte en el mapa se pueden colocar balizas o marcadores con los que mantener una referencia de todo ello y no sobrecargar la RAM cerebral.

De estos dos tipos de "chinchetas", las balizas son las más útiles para dirigirte a un punto en especial de manera genérica, mientras que los marcadores te permiten afinar el tipo de "hallazgo" que tengas en una localización dada. El problema con las balizas es que si no eres ordenado/a, tienes muchas posibilidades de ir dejándotelas en el mapa para siempre...

Bueno, en realidad, el mapa solo te permite colocar cinco de ellas, por lo que siempre que pongas una nueva, la más antigua desaparecerá, pero hay un truco para que las que ya has visitado desaparezcan automáticamente, y es tan sencillo como desplazarte hacia su ubicación y ¡pasar por encima de ellas!

Inventario Elden Ring

Quítale hierro al inventario, que no es tan complicado

No sabemos cuántos objetos se agarrarán por partida o por simple trayecto por Liurnia o el Necrolimbo, pero seguro que son varias decenas. Cuando ocurre esto, es fácil perderse cuando recoges algo que realmente es importante o te llama la atención, porque aunque te metas a buscarlo teniendo una idea cercana de cómo se llamaba, seguro que te acabas liando.

"¿Era un arma, un talismán...? Ay, a ver si iba a ser una llave...". Seguro que te ha pasado mil veces, pero hay dos métodos para: 1, saber qué tipo de objeto era; y, 2, encontrarlo rápido en el inventario. El primero es, simplemente, fijarse en el icono que aparece en la ventana que salta al recogerlo, arriba a la izquierda. Así sabrás si es un arma, una armadura, un talismán, un objeto principal, etc.

El segundo es organizar el inventario por "orden de adquisición". La forma de hacerlo es: dentro del inventario pulsa el stick izquierdo o L3 y elige el "criterio de clasificación"... ¡aunque también puedes escoger entre tipo de objeto, peso, potencia de ataque o protección contra daños!

Arco De Runa

Las Grandes Runas no se activan solas

Que no, melón —o melona, vaya—, ¡que no basta con equipártela! Cuando acabas con un Godrick de turno y encuentras su Gran Runa, aunque creas que te viene pintiparada para tu huequito a la izquierda de tus barras de estado, hasta que no sepas activarla, no estará más que como decoración.

Gracias a ellas, conseguirás beneficios como un aumento de atributos generalizados (como es el caso de la de Godrick) o aumentos en tus puntos de vida, mente y resistencia (como es el de la de Radahn, angelito nuestro...), pero para ello tienes que sacar de tu mochila los dichosos arcos de runa que llevabas recogiendo todo el juego... "¡Aaaaaah, leñe!". Efectivamente.

Ojo, que el juego lo explica, pero como hay tantas cosas nos perdemos —es normal. Resulta que la mecánica es similar a la de la humanidad o las ascuas de los souls: cuando usas un arco de runa, activas la Gran Runa que tengas equipada (aparte de recuperar la salud, por cierto).

Por cierto, dos detalles más: 1, el efecto durará hasta que mueras; y 2,de la misma que ocurría en los otros juegos, las ratas tienen una probabilidad de soltar arcos de runa, como ya hicieron con la humanidad o las ascuas.

Minas Mapa

Cómo encontrar las minas a la primera, sin explorar

Es muy fácil ubicar las minas de las Tierras Intermedias aunque no hayamos pasado por delante de ninguna. La mecánica es muy similar a la de los propios mapas físicos que te sirven para despejar tu mapa interactivo a medida que avanzas por el mundo.

Refrescamos la memoria por si hay alguien que no lo supiera: cuando abres tu mapa interactivo y observas la zona gris marengo, puedes ver claramente unas marquitas que representan los monumentos donde encontrar esos objetos. Eso es lo que ocurre, más o menos con las minas.

Si te fijas en los mapas (ya despejados), hay unas manchas oscuras, con un borde rojizo, como de quemadura, sobre el mapa. Normalmente están en recovecos de formaciones montañosas, acantilados, etc. Ahora ya sabes cómo encontrar fácilmente lugares para farmear materiales de refuerzo. Y si quieres saber cómo acabar con los mineros fácilmente, sigue leyendo...

Antorchas

Las antorchas no son para iluminar

Bueno, un poco sí que iluminarán, pero eso será hasta que encuentres la bendita linterna, claro, que no te ocupará ningún espacio de arma y cubrirá de luz suficiente tu paso por los lugares más tenebrosos. Lo interesante es descubrir que hay enemigos muy frágiles al daño de fuego, y especialmente a los ataques con antorchas.

Esas babas infectas que caen del techo de las mazmorras o los mismos mineros, que tan duros parecen ante cualquier tipo de golpe, ¡se deshacen ante la presencia de una tonta antorchita! Aunque deberíamos advertir que algunos de los mineros explotan, literalmente, cuando les acercamos una fuente de calor. Cuidado con la deflagración.

Por otra parte, existe una "Antorcha repelente de bestias" que hace exactamente eso: ahuyenta a lobos, osos y demás animalejos de las Tierras Intermedias. Puedes adquirirla por 1200 runas en el tenderete del mercader que hay en la Cabaña del comerciante solitario de Caelid.

Fuentes |VaatiVidya y SunlightBlade

Temas
Comentarios cerrados
Inicio