Afina uno de los mejores fusiles de Vanguard con la mejor clase del Volk

Afina uno de los mejores fusiles de Vanguard con la mejor clase del Volk
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El fusil de asalto Volk es uno de los más potentes de Vanguard sobre el papel. Cuenta con algunos de los atributos más equilibrados e impresionantes de toda la lista de armas del juego, ¡y esto es solo hablando del modelo base! Vale tiene sus cositas, pero ¿qué arma no las tiene? Leñe, que el equipo de desarrollo tendrá que equilibrarlas de alguna forma.

Lo que le pasa al Volk es que el pobre tiene un retroceso que parece un estornudo de perro, pero como es un arma ágil y rápida, quizá si sacrificamos un poco de estas ventajas... De todas formas, se trata de un fusil de asalto muy versátil, así que lo que te vamos a proponer es solo la clase que creemos que mejor compensa sus carencias y explota su potencial para dominar el medio y largo alcance.

Mejor clase para el fusil Volk de Vanguard

  • Bocacha: compensador para G28
  • Cañón: Krausnick de 428 MM 05V
  • Mira: reflector Slate
  • Acople: Madson M1930
  • Empuñadura trasera: empuñadura punteada
  • Tipo de munición: frangible
  • Competencia: Estabilizador
  • Kit: CAC rápido

Lo primero que toca es solucionar los problemas de retroceso del Volk, porque de poco sirve que sea un arma tan ágil si no atinamos. El compensador para G28 nos permite controlar mejor el retroceso vertical, y lo bueno es que esto no añadirá ningún efecto negativo.

Ese cañón, el Krausnick, te permitirá compactar el retroceso horizontal enormemente, aparte de aumentar el alcance de daño una pechá, con lo que verás que tu arma empieza a copar el largo alcance sin problemas. Por desgracia, con el peso adicional tardarás más en levantarlo para apuntar, aparte de pasar de carrera a disparo. Como de por sí el Volk tiene unos atributos de movilidad excelentes, no es nada de lo que preocuparse.

La mira, ese reflector Slate, está ahí por lo limpia que queda la visión al apuntar, mientras que el Madson es un acople que aporta precisión y estabilidad, tanto al apuntar como al andar apuntando. En lo que respecta a la empuñadura trasera, volvemos a la punteada (como en tantas clases de armas de Vanguard ya) por el control de retroceso y la velocidad para centrar la mira.

Para la munición nos quedamos con la frangible porque ayuda enormemente a retener a los enemigos y enemigas. Aparte de provocar que se estremezcan, es mucho más eficaz al disparar en las extremidades en lugar de los puntos más vitales del cuerpo.

Para terminar, nos vamos a las competencias y kits. En el primer punto tenemos Firme, que te evita en cierta medida los problemas de movilidad cuando te están disparando. De esta forma mantenemos las ventajas de agilidad que tiene el Volk, claro. Por otra parte, el ataque cuerpo a cuerpo rápido te permitirá plantarle cara a cualquiera que se te enfrente con un arma más apropiada para las distancias cortas.

Temas
Inicio