¿Qué es un boomer shooter? Te propongo 5 juegos por los que mato
Acción

¿Qué es un boomer shooter? Te propongo 5 juegos por los que mato

La simple mención de la expresión "boomer shooter" te lleva a una imagen de una sala de juegos con moqueta, calurosos monitores CRT, teclados IBM cubiertos de Cheetos y minicadenas con Megadeth a todo trapo, pero ¿sabes qué tipo de juegos son los boomer shooters? Hoy te lo vamos a contar, y además te vamos a regalar una modesta pero potentísima lista para que te inicies... o te deleites con nuevas propuestas que no conocías (o sea, que olvídate de Dusk o Amid Evil, que esos ya los conoce todo Dios).

El género todavía no es de los más populares, pero la comunidad de fans los conoce bien y en los últimos años lo ha apoyado y nutrido hasta tal punto que el mercado no ha hecho más que responder con juegos tremendos y muy interesantes que nos llevan una y otra vez a esas tardes de Doom, Quake, Duke Nukem...

¿Qué significa boomer shooter?

Simple y llanamente, un boomer shooter es un juego actual que se inspira en los juegos de tiros clásicos, de los años 90. Su inspiración va desde lo mecánico a lo audiovisual. Es decir, que puedes encontrarte gunplays frenéticos, sin recargas, o toscos y con cientos de armas; y también gráficos retro rebosantes de "píxeles".

Pero hay de todo, ojo. Entre medias hay sitio para los juegos con controles más actuales y frescos, pero desarrollados directamente con los motores de juego de antes con resultados sorprendentes, y otros trabajados con —pongamos— motores más actuales como Unity, pero con mecánicas mucho más toscas y "anticuadas".

Aunque fijarse solo en los aspectos jugables y técnicos es quedarse corto para entender la esencia del boomer shooter. Habría que fijarse no tanto en los los padres de los shooters, es decir, Wolfenstein 3D o Doom (aunque hay voces que aseguran que estos son los abuelos), sino en los que realmente afinaron el tiro y recondujeron la experiencia.

Buscamos una historia simple y mucha violencia, sobre todo, pero también algo de humor negro y, si no es mucho pedir, un protagonista memorable. A este respecto tenemos Blood o Duke Nukem 3D como ejemplos clarísimos. Con esto, ya podemos lanzarnos a hablar de los títulos que te recomendamos salvajemente.

Post Void Boomer Shooter

5 boomer shooters que no son ni Dusk ni Amid Evil

Post Void

Empezamos la lista con un Post Void no tan conocido como otros boomer shooters. Si hay algo que le caracteriza poderosamente es la velocidad. Se trata de un juego de tiros cuya mecánica principal exige que no dejes de matar para seguir adelante: tu personaje lleva un ídolo con un líquido vital que no deja de drenarse. Si se agota, mueres, pero siguiendo un poco la mecánica que hizo diferente a Bloodborne, cuando matas a un enemigo, se rellena.

Evidentemente, en cuanto pierdes la inercia o el ritmo homicida, se te acaba la tontería. Con esto, la tónica de juego se acerca más a la de un Hotline Miami que a otra cosa, y confirmamos que es así, porque encima visualmente no se esconde con sus inspiraciones (no tienes más que fijarte en la captura que precede a este textín).

Nightmare Reaper

Nightmare Reaper

Seguimos con otro juego del género más actual. Nightmare Reaper llegó en marzo de 2022 a un mercado rebosante de títulos potentes y ya legendarios a pesar de su lozanía (en 2018 salieron tres de los referentes, vaya), pero con todo se permite resultar relevante por lo potente de su control, lo estimulante del diseño aleatorio de sus niveles y por lo impactante de su historia.

Tiene sus cositas, porque entre sus peculiaridades están unos minijuegos que sirven para conseguir trofeos y moneditas para comprar habilidades (aunque se pueden desactivar) que pueden estropear el ritmo de juego para algunos jugadores/as y que la generación de niveles puede no resultar perfecta, pero con todo, te aseguramos que es tremendamente adictivo y diferente a lo que existe.

Prodeus

Prodeus

Este majete finaliza su acceso anticipado en 2022, y aunque no nos gusta ir recomendando juegos no terminados, la mayoría de los boomer shooters tienden a funcionar con este modelo de negocio. Prodeus, por su parte, es una suerte de Brutal Doom muy pulido y avanzado con componentes de diseño ambiental inspirados en los juegos de Metroid.

A la hora de pegar tiros, es muy Duke Nukem, con mucha víscera, mucha cámara agitada y bastante canalla. Ahora, que visualmente es un perro de otra raza completamente distinta, porque todo lo que ofrece es píxel... ¡pero no lo parece! Al cabo de un rato uno se acostumbra, pero cuando te paras a mirarlo es para no creérselo.

Hellbound

Hellbound

Hellbound es uno de los títulos que menos se complican de la lista. Va directo a lo que quiere hacer, y por ello si no te atrapa a la primera, olvídate de seguir. Para explicarlo de otra forma, el juego no innova, sino que se centra en elementos en la línea de los shooters de arenas y puras mecánicas de disparar y seguir.

Solo cuenta con siete niveles, seis armas y un jefe final, por lo que no le pidas decenas de horas de juego. De hecho, si se te da bien puedes quedarte por debajo de las cinco horas... Por otra parte, sí que existe un modo de supervivencia que ya ofrece una experiencia más longeva para matar, matar y matar.

Graven

Graven

Terminamos la corta lista con una propuesta que se sale un poquito del tuétano de los boomer shooters, pero por méritos propios. Graven mantiene elementos de juegos de tiros más modernos como el inventario, una historia con conversaciones, rompecabezas, etc., pero luego tiene sus grafiquitos noventeros, claro.

Por otra parte, su combate es rápido y cuando se concentra resulta gratificante como podría serlo un Unreal (o un Bulletstorm, va). Todavía le queda rodaje, pero a día de hoy, con ese rollo de "esto lo hemos desarrollado en Quake con cariño y nos hace falta tu feedback" nos tiene interesados cuanto menos.

Temas
Inicio