Con estas dos clases del M13 de Warzone encontrarás tu nuevo patrón de retroceso favorito

Con estas dos clases del M13 de Warzone encontrarás tu nuevo patrón de retroceso favorito
Sin comentarios

El M13 es uno de los fusiles de asalto de Warzone más interesantes por su retroceso. Si a pesar de que el AK-47 tenga una potencia que tire de espaldas a ti lo del retroceso contundente es algo que no te apasiona, lo de esta arma te va a encantar, porque cuenta con un retroceso tan contenido que parece de hackers. Si cada vez está más cotizado en el meta será por algo...

Una cosa es precisión y otra retroceso. Lo de este fusil es más lo segundo, porque si te dedicas a "pintar" una pared con sus balas verás que el patrón que realiza es nimio. Por lo demás, ni llega lejos, ni pega más fuerte, pero es que te permite dar en el blanco sin soltar el gatillo con muy poco problema. Es un arma divertida y punto.

Con la primera clase que te proponemos, encontrarás un extra de velocidad al apuntar, alcance y un punto más al retroceso, aparte de los típicos extras de capacidad de munición y supresión de ruido, pero con la segunda ya verás otra propuesta más apropiada para llevar tu M13 a una cita íntima.

La mejor clase del M13 de Warzone para el Pacífico

  • Bocacha: silenciador monolítico
  • Cañón: Tempus de tirador
  • Acople: empuñadura delantera de comando
  • Empuñadura trasera: adhesivo punteado
  • Cargadores: cargadores de 50 balas

A pesar de que el M13 cuente con un retroceso vertical estúpido y casi inexistente, sí que puede írsete un poco hacia la derecha con estos accesorios, por lo que es buena idea acostumbrarte a tirar un poco para la izquierda. Por otra parte, ya sabes que el silenciador monolítico te quita del minimapa y aumenta tu alcance de daño.

Si prefieres colocarle una mira, prueba con una con punto rojo bien limpia, o la misma VLK de tres aumentos en lugar de ese adhesivo punteado. Perderás algo de velocidad al apuntar, pero es comprensible que eches de menos enfocar un poco más la visión y contar con alguna ayuda visual para apuntar.

En lo que respecta al cañón, la razón por la que nos quedamos con el Tempus de tirador es por el extra de velocidad de las balas, control de retroceso y alcance de daño. La empuñadura delantera de comando, por su parte, añade un plus de estabilización del retroceso y al apuntar.

Por último, entenderás que para la clase de un fusil que te vas a llevar a la barbilla en más ocasiones, la versión de cargador que prefiramos sea la de 50 balas, porque al pesar algo menos no pierdes velocidad al apuntar.

La mejor clase del M13 para combates de cerca

  • Cañón: Tempus ciclón
  • Mira: réflex IG mini
  • Acople: empuñadura delantera de mercenario
  • Culata: M13 de armazón
  • Cargadores: cargadores de 60 balas

Para esta segunda clase, nos interesa el cañón Tempus ciclón porque cuenta con supresión incorporada, y aunque pierda el alcance de daño, nos gusta recuperar el espacio que ocuparía la bocacha. De esta forma, ya puedes depender de una mira modesta y cómoda como la réflex IG mini.

En segunda instancia, la empuñadura de mercenario te proporcionará una ventaja de control de retroceso y de precisión desde la cadera —¡muy útil para este tipo de clase! Aparte, tienes esa culata especial del M13 que te ayuda a recuperar un puntito de velocidad al apuntar con mira que, atiende, vas a perder con los cargadores de 60 balas. Todo compensado, todo bonito.

Temas
Inicio