Descubre las 5 comidas más apetitosas de los videojuegos y aguanta sin ir a la nevera
Otros Géneros

Descubre las 5 comidas más apetitosas de los videojuegos y aguanta sin ir a la nevera

Hay un fenómeno casi sinestésico que ocurre al ver comida bien representada en los videojuegos, y es que a nuestro cerebro le da igual que sea mentira: si tiene buena pinta, empieza a generar saliva y a darnos un hambre que quédate tú sentadito/a sin ir a la nevera a por algo que sacie tu gusa.

En la lista vas a ver ejemplos hiperrealistas, sí, pero esto es como con todo. Si un juego tiene buena dirección artística, debería resultar agradable a la vista a pesar de que pasen los años, ¿no? Lo mismo pasa con la comida que aparece. Si la... dirección culinaria es buena, va a darnos apetito a pesar de que los bocados no se representen con la mayor fidelidad visual. Venga, que se acerca la hora de comer (eso es siempre).

Dragon Ball Super 73 01 Ramen

Cinco platos de juegos que me dan un hambre atroz

El ramen de Dragon Ball Z Kakarot

Vale, el primer plato es un poco trampa, porque no es comida exclusiva de un videojuego, sino que se mete en el ámbito del anime. Técnicamente es una cuenta pendiente que tenemos desde que éramos unos micos y nos poníamos delante de la tele a ver a Goku, pero es que Dragon Ball Z Kakarot, al fin y al cabo, recuenta la historia de Dragon Ball Z.

Como el juego se muestra en formato cel shading, cuando nos toca cocinar los platazos que nos dan puntos de salud y mejoras, lo que vemos son recreaciones toriyamescas de los mismos preparados de la gastronomía japonesa, y el resultado es para echarse a llorar de bueno, porque el autor del manga y anime siempre tuvo un cuidado especial para recrearlos... y para representar a Goku con el carrillo hinchao siempre, claro.

Monster Hunter World Pollo Asado

La comida de la cantina de Monster Hunter World

Lo de la cocina en Monster Hunter World aúna varios de los conceptos de la cocina moderna: nos nutre, nos sana, nos mejora y nos entretiene. La habilidad de los camaradas felyne transciende la gastronomía, porque lo que montan cada vez que pides un plato es de pura pasión artística, y eso es contagioso.

Siempre organizan un espectáculo preciso y eufórico cuyo resultado es visiblemente apetitoso, hasta el punto casi de poder olerse. Ojo, que el menú es completísimo, e incluso podemos afinar los platos y personalizar lo que queremos exactamente. De esta forma, no solo podemos curarnos o mejorar nuestros atributos, sino que también podemos afectar al desempeño de nuestras armas.

Los guisos de Red Dead Redemption 2

En en caso de Red Dead Redemption 2, nos vamos al otro lado de la gastronomía, porque en el Oeste los ingredientes no eran especialmente variados o abundantes. Por norma general hablamos de carnes de caza o pescados hechos al fuego, plantas, tentempiés o bocados improvisados con lo que tengas a mano, cafés, etc.

Ahora, que el mejor plato de todos es el que hace el cocinero del campamento, Pearson, con carne de oso bien cocinada, un caldo denso y nutritivo, con verduras jugosas flotando, especias aromáticas... Y con toda la justicia del mundo, porque con la de cosas malas que le pasan a Arthur, se merece ir con la tripa bien tratada.

Tarta Portal

La tarta selva negra de Portal

En nuestra primera partida a Portal, ¿quién nos iba a decir que acabaríamos encontrándonos con una tarta? Es más, ¿en qué mundo se nos iba a ocurrir que veríamos comida en ese juego? Todo transcurre en las instalaciones subterráneas de Aperture Science tiempo después de que GLaDOS haya acabado con casi todo el personal del lugar, así que no tiene mucho sentido la perspectiva de encontrar alimento alguno.

Ahora, que cuando llegamos al final y nos topamos con semejante tartote selva negra, tan chocolateado, bien recreado, con esas guindas, la natita, los dos pisos... es que nos imaginamos nítidamente la capa de nata que tendrá entre los dos bizcochos, que a su vez estarán bien empapados en kirsch... Ay.

Hamburguesa Resident 2

La hamburguesa de Resident Evil 2 Remake

Si no recuerdas a qué hamburguesa nos estamos refiriendo, una de dos: o no tienes ojos en tu cara linda o no te gusta comer. El bocado que nos obsesiona desde que jugamos a Resident Evil 2 Remake no es otro que el que en gran medida desencadena los horrorosos acontecimientos del juego, que acaban en la destrucción completa de la ciudad de Raccoon City...

Vale, puede que estemos exagerando brutalmente, pero el asunto es que la hamburguesa que empieza a devorar —y que desoladoramente nunca termina— el camionero del principio del juego, está increíblemente diseñada, haciendo gala de una combinación de texturas, shaders y modelados perfecta que nos hacen imaginar cómo sería pegarle un bocado a esa maravilla de Dios, atravesar con los dientes mollete, queso, bacon, carne al punto... Soñamos con ella en cada resaca.

Temas
Inicio