5 juegos con cooperativo local para disfrutar del verano del amor en pareja
Casual

5 juegos con cooperativo local para disfrutar del verano del amor en pareja

Si has tenido la suerte de enamorarte en pleno verano de 2022 y a tu pareja le gusta esto de los videojuegos, necesitáis alguno cooperativo local para poder darle bien duro una tarde o una noche (y también a los jueguitos). No hay mejor plan para cuando en la calle llueve fuego, y además es genial para ir conociéndote con él o con ella. ¿Será competitivo/a, cómo trabajará en equipo, esa habilidad con los dedos la trasladará también al mando?

En esta lista vamos a proponerte varios títulos ideales para jugar entre dos, sea porque cuentan con interacción local a dos bandas o porque a pesar de ser una experiencia para una persona, os tendrá pegados a la pantalla... Ya verás a qué nos referimos. Aquí lo importante es que los o las dos lo paséis increíble antes o después de daros un revolcón (ah, si es después, lavaos las manos, leñe).

5 juegos para jugar entre dos en la misma pantalla

Heave-Ho!

El nivel de estupidez que se congrega en Heave-Ho! será tan alto como la tontería que os entre cuando juguéis. Es un juego de plataformas en clave de rompecabezas en el que debemos alcanzar el final de cada nivel. Nuestras únicas herramientas son nuestras manos, que nos sirven para agarrarnos al escenario, al muñeco que controle tu pareja (o amigos, que hay local hasta para 4 jugadores/as).

Tiene todos los ingredientes para morirse de la risa, porque entre el tontísimo diseño de los personajes, la simulación de físicas es suficientemente flexible como para que nos montemos sobre la marcha escenas para partirse en dos de las carcajadas. Aparte, podemos tirarnos pedetes dándole a un botón (y se pueden aguantar para que sean más rotundos).

Wattam Cooperativo Local

Wattam

Con Wattam mantenemos el nivel de estupidez, pero aquí el desarrollador ya no es galo, sino japonés. De hecho, es el creador de Katamari Damacy, así que imagínate... Si en el anterior trabajábamos una comedia más física (salvo los pedetes; eso es escatológica pura), en este otro ya tocamos ya acordes de humor más absurdo.

Wattam nos propone sanar un mundo postapocalíptico a base de controlar diversos objetos y elementos como cámaras de fotos, váteres, una corona, ventiladores, etc., pero todos ellos antropomórficos (bueno, con caritas). El asunto es servirnos de las capacidades exclusivas de cada uno para resolver los problemas del resto. El cooperativo es para hasta 4 jugadores/as, es lindo y si sois amigos de Mary Jane, da para una tarde inolvidable.

Dark Pictures House of Ashes

The Dark Pictures Anthology

Podríamos recomendaros perfectamente Until Dawn o el recientísimo The Quarry, porque cualquiera de ellos son ideales para jugar pasándose el mando y, simplemente, disfrutando del metraje, pero el caso de la Dark Pictures Anthology sí que contáis con un modo oficialmente cooperativo llamado "Noche de cine".

Es una forma ideal de disfrutar de todos los capítulos de la antología, que duran entre cuatro y seis horas cada uno, poquito a poco. Con esto tendréis para unas cuantas noches de miedo veraniego. Si por lo que sea tenéis visita, no preocuparse, que el juego permite que hasta cuatro personas se hagan cargo de todos los acontecimientos de las Dark Pictures.

Push Me Pull You

Push Me Pull You

Si a una partida de Push Me Pull You le pusieran música de suspense, quizá las partidas no serían tan monas como acaban siendo, porque a pesar de que todo el planteamiento es muy sanote, la idea de que controlemos a mutantes bicéfalos con cuerpo de lombriz para mantener una pelota en nuestro campo no es del todo tierna —además, que los efectos de sonido son francamente escabrosos.

Pero la cosa es que al final todo en Push Me Pull You es adictivamente dulce, e ideal, en este caso, para jugar en parejas. Sí, en este caso os recomendamos que os busquéis otra pareja para montar un cuarteto, porque el juego se controla a razón de un mando por pareja. Seguro que descubrís nuevas dinámicas que os harán más fuertes... O lo mismo acabáis en un local de swingers, a saber...

Luigi's Mansion 3

La mecánica estrella de Luigi's Mansion 3 se llama Gooigi y es un clon de Luigi hecho con moco ectoplásmico verde. Como ya te estarás imaginando, la razón por la que os recomendamos este juegarral de Nintendo es porque cuenta con un modo cooperativo en el que a pesar de permitir jugar en cooperativo a hasta ocho personas, el que brilla es el modo local para dos.

La razón es porque las habilidades de Luigi y las de Gooigi se complementan a la perfección, porque uno cuenta con unas que el otro no (como la habilidad de atravesar barrotes del clon verde). Con esto, lo que vais a vivir es una experiencia a la altura de los It Takes Two o A Way Out, porque —salvando las distancias—, las sinergias mecánicas son excelentes.

Temas
Inicio