Súbete al carro del NZ-41 en Warzone con esta clase divina que explota sus últimos buffs

Súbete al carro del NZ-41 en Warzone con esta clase divina que explota sus últimos buffs
Sin comentarios

El meta está patas arriba con la llegada de la Temporada 3 Recargada del Pacífico a Warzone, porque entre otras cosas le ha soltado tremendo buff al NZ-41 y ahora está en lo más alto de la lista de armas preferidas, pero como no queremos que vayas al campo de batalla sin preparar, te recomendamos una —correspondientemente— tremenda clase para maximizar estas mejoras.

El NZ-41 siempre ha vivido a la sombra otros fusiles como el STG 44 o el CR-56 AMAX, pero siempre ha presentado un TTK muy bestia, y como ahora Raven ha reducido su retroceso enormemente, todo el mundo se ha volcado en él. Si te lo montas bien —siguiendo esta guía, por ejemplo— puedes llevarte un arma casi perfecta, apta para todos los alcances, potente, precisa y cómoda.

La mejor clase para el potente NZ-41

  • Bocacha: silenciador MX
  • Cañón: LOR Mk1 de ráfagas
  • Mira: G16 x2,5
  • Culata: Orbweaver E Pack
  • Acople: tope de mano para M1941
  • Cargador: de 6,5 mm Sakura con 50 proyectiles
  • Tipo de munición: alargada
  • Empuñadura trasera: sombreada
  • Ventaja 1: Refuerzo
  • Ventaja 2: Totalmente cargado

Comenzamos con una bocacha clásica en estas tierras, que es el silenciador MX, responsable de mejorar la precisión y el alcance de daño del arma —aparte de hacerla invisible en el minimapa— para que sea más fiable en encuentros a medio y largo alcance. Le hace daño a la velocidad al apuntar y la de paso de esprint a disparo, pero el pack es razonable en conjunto.

Lo que gusta del cañón de ráfagas es que cambia algo de movilidad por un extra de alcance de daño, la posibilidad de disparar en ráfagas y una mejora general en los atributos de precisión del fusil. Eso sí, cuando la sacas, el arma siempre aparecerá con el modo de ráfagas activado, por lo que tienes que acordarte de desactivarlo para pasar al automático.

Con el tema mira te decimos lo que siempre: elije la que te guste. En nuestro caso hemos optado por la G16 por pura costumbre, pero creemos que es un equilibrio entre limpieza de visión, aumento apropiado para ver objetivos desde lejos y, ojo, un puntito extra de precisión y control.

Por esa línea también va la culata Orbweaver, que mejora el control de retroceso, la resistencia a estremecimiento y la precisión, a costa de una reducción de movimiento, velocidad al apuntar y la de esprint a disparo. Como acople, siempre vamos a por el tope de mano para M1941 porque es la forma más directa y limpia de conseguir precisión y control de retroceso (solo perdemos precisión desde la cadera, pero siendo un fusil...).

Como opción para los cargadores, si nos gustan los Sakura de 50 proyectiles es porque ofrecen aún más control y precisión, aparte de velocidad de movimiento y, leñe, que 50 balas no están nada mal. Perderás velocidad de proyectil, alcance y daño, sí, pero con el resto de la clase lo compensamos, como con la munición alargada, que recupera esa velocidad de proyectil.

Preferimos la empuñadura sombreada antes que la de polímero porque mejora el retroceso horizontal sin penalizaciones: eso es perfecto para los encuentros a media distancia. En el ámbito de las ventajas, la primera, Refuerzo, nos ayuda a afinar más los primeros tiros, mientras que Totalmente cargado nos ayuda a ir bien suplidos/as de munición al comenzar la partida.

Temas
Inicio