10 consejos para principiantes en The Legend of Zelda: Breath of the Wild
Aventura

10 consejos para principiantes en The Legend of Zelda: Breath of the Wild

The Legend of Zelda: Breath of the Wild se caracteriza por ser un juego asombroso. Su mundo abierto está creado para ser explorado y te permite hacer las cosas en el orden que quieras. Realmente es un juego sensacional gracias a todo su contenido: santuarios, jefes, misiones secundarias y decenas de objetos coleccionables.

Breath of the Wild será capaz de atraparte durante decenas de horas sin siquiera darte cuenta. Sin embargo, hay mucho que hacer, pero si eres nuevo es mejor que sepas algunos consejos. En esta guía queremos darte nuestra visión y ayudarte a comenzar en esta aventura. ¡Vamos a por ti Ganondorf!

Explora

Su mundo abierto es muy grande y te da la libertad de ir a cualquier parte, así que lo primero que te recomendamos es que explores. Pero explora mucho, aunque te pierdas. Gracias a la exploración, podrás encontrar mucho que hacer, además de descubrir paisajes maravillosos. Camina, escala montañas o viaja por senderos sinuosos, pero adáptate al clima de cada zona.

En el caso de la exploración, si ves un sendero pequeño que conduce a algún lugar, ¡síguelo! Por lo general, podrás encontrar tesoros, algún secreto o… enemigos.

Img 5754

Completa santuarios

La parte más divertida, al menos desde mi punto de vista, son los santuarios. Además, son muy importantes. Habrá decenas colocados por cada región y tendrán un teletransporte en la entrada que nos permitirá movernos por todo el mapa. Estos lugares se convierten en pequeños desafíos que si los superamos recibiremos un orbe.

¿Para qué son estos orbes? Pues bien, al comenzar el juego tendrás tres corazones y muy poca resistencia, cada cuatro orbes podrás conseguir un contenedor de vida o una adición a tu barra de resistencia. Pero no es instantáneo, para ello tendrás que encontrar la estatua Hylia y rezarle.

Img 5756

Haz misiones secundarias

Matar a las cuatro bestias es nuestro principal objetivo, pero no nos centremos en ello. Habla con los NPC y estate atento a las indicaciones, desbloquearás misiones secundarias. Para detectar personajes especiales que den una misión, será a través de un bocadillo con diálogo y un signo de exclamación rojo en la esquina superior izquierda.

Como cualquier juego, las misiones secundarias son opciones. Si las desbloqueas no tienes obligación de terminarlas, pero estarán llenas de recompensas.

Img 5757

Aprende a cocinar

Cocinar es una nueva característica y se convierte en una parte esencial del juego. Las ollas de cocina son excepcionalmente útiles para elaborar recetas y las encontrarás repartidas por todo el mundo. Para saber cocinar solo tienes que dirigirte a tu inventario y coger todos los artículos que te gustaría combinar. Avisamos que no todas las combinaciones son buenas.

Una vez hayas decidido tus ingredientes, presiona la B para volver al juego mientras sostienes todo, acércate a la olla y admira la delicia que vas a crear. Enhorabuena, te has convertido en un chef.

Haz muchos elixires, son esenciales

Relacionado con lo anterior, no ignores lo más importante: los elixires. Para crearlos no necesitas ingredientes muy elaborados, sino criaturas como mariposas, plantas, lagartos y trozos de monstruos. Suena bastante sabroso. En realidad, al combinar un cuerno de Bokoblin y un grillo, por ejemplo, podrás obtener un elixir energizante que restaura completamente tu resistencia.

Img 5755

Activa las Torres Sheikah

Al igual que hay diversos santuarios colocados por cada zona, también existen las torres Sheikah. Estas torres es el primer elemento que localizar cuando aparezcas en una nueva zona. La activación de estar torres proporciona a Link información valiosa sobre el área regional. Desde lo más alto serás capaz de localizar determinados puntos que te sirvan de referencia, además estas torres te permiten teletransportarte.

Img 5753

Gana rupias

Las rupias es la moneda de Zelda. Al igual que en el mundo real, necesitarán algún tipo de moneda para sobrevivir. Las rupias te ayudarán para comprar flechas adicionales, poderosas armaduras o ingredientes para cocinar. ¿Cómo se pueden conseguir? Lo más fácil es vender las partes de los monstruos que te caigan cuando los elimines.

Otra manera de conseguir rupias es vendiendo minerales o incluso te puedes encontrar alguna debajo de las rocas. Si acudes a algún pueblo, romper jarrones y cajas también te darán rupias. Al finalizar una misión secundaría también obtendrás rupias como recompensa.

Img 5761

Para a los Guardianes para matarlos

Inicialmente evita a los Guardianes porque son muy poderosos y pueden matarte de un solo golpe. Sin embargo, cuando estés cómodo y te veas preparado, probablemente sea el momento de tu enfrentamiento. Podrás parar y disparar al Guardian con su propio rayo láser. Para ello, sacarás tu escudo. No es necesario que sea especial, con un escudo normal servirá. Ponte enfrente, espera que lance el láser y usar tu escudo para desviarlo.

Img 5760

Utiliza las flechas para cocinar

Como ya os comentamos más arriba, preparar comida es esencial, pero si no tienes que molestarte en buscar una olla es mucho más cómodo. Si disparas a un animal con una flecha de hielo, obtendrás carne congelada al instante. La carne congelada es buena en algunas ubicaciones donde la temperatura es muy cálida. Por otro lado, puedes usar una flecha de fuego para obtener carne cocinada.

Img 5759

Aprovecha al máximo tus semillas Kolog

Las Semillas Kolog se convierten en uno de los coleccionables más interminables que existen. Hay un total de 900 semillas repartidas y escondidas por todo el mapa. Emergen del suelo si saltas y aterrizas, aparecen si tiras una roca o si colocas un bloque en su lugar. Son mini rompecabezas. Cuando consigas un número determinado de ellas y hayas realizado una cadena de misiones, podrás canjearlas para adquirir más espacio en el inventario.

Más guías de The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Breath of the Wild | Todo sobre The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Temas
Inicio