Siete claves de Chivalry 2 para jugar con cabeza y no perderla

Siete claves de Chivalry 2 para jugar con cabeza y no perderla
Sin comentarios

Que no, que Chivalry 2 no es fácil. Divertido, sí, y mucho, pero te va a hacer falta mucha práctica y templanza para conseguir sacar buenos resultados, aparte de nuestras guías, como la que te explica cómo esquivar, replicar y patear.

Da igual que no te lleves bien con los multijugadores, si te has metido a esta fiesta de metales, sangre y cabezas rodando, es porque te va la marcha. El problema es que hay muchos truquitos que no se suelen contar y solo se descubren jugando.

Por eso hoy venimos a contarte siete puntos que te darán una nueva perspectiva sobre el juego, posiblemente te enseñen detalles que no conocías, y te ayuden a compensar tu falta de habilidad (no te lo tomes como algo personal, aquí nadie es experto ni experta) con pura sabiduría zen.

Desbloquea todas las clases

Claro, te metes a jugar a lo loco y se te olvida un detalle importante: ¡necesitas desbloquear todas las clases cuanto antes! Pero no te metas en los servidores convencionales. El truco para subir de nivel con cada clase es meterse en un servidor vacío y liarte a matar bots como si fueras una picadora de carne.

Este método es el más eficiente para matar sin parar, claro, pero además deberías guardártelo para cuando estés hasta las orejas de estrés. Métete un rato a escuchar tu podcast preferido, alguna lista de power metal o de sabroso tecno chileno y verás. Mano de santo.

Apunta usando los hombros

Cuando ataques, usa tus hombros como referencia. Verás que la apertura de tu movimiento horizontal abarca unos 180 grados de derecha a izquierda, y viceversa. El truco para que tu ataque acierte antes que el de tu contrario, mira a unos 90 grados en la dirección de tu ataque.

Esto se menciona en el tutorial, pero se olvida en cuanto llegas al campo de batalla, y funciona tanto para el comienzo de tu espadazo (o alabardazo, o lo que sea) como para el final.

Chivalry 2 Tipo De Arma

Ten claro el tipo de daño de tu arma

Hay tres tipos de daño: cortante, tajante y contundente (la traducción es nuestra, que el juego no diferencia bien entre cut y chop). Se corresponde con el daño de espadas, hachas y mazas, por ejemplo, y si te fijas en lo que marcan las estadísticas de cada una, según el tipo, se hace más daño a según qué clase de personaje.

No obstante, lo que no se especifica es que según el tipo de ataque, el arma se comportará de una forma distinta. Las mazas, martillos y ese tipo de armas dejarán de moverse al primer toque, mientras que las armas cortantes seguirán rasgando y haciendo daño.

La herramienta apropiada para el momento apropiado

Adáptate a cada situación. Si tienes entre manos un combate multitudinario, opta por las armas cortantes o tajantes, que seguirán el movimiento cuando ataques en horizontal. Si de repente te encuentras en combates uno contra uno, opta por armas contundentes. ¿Ves que tus enemigos usan armas ligeras? ¡Haz lo propio! O también puedes seguir el siguiente consejo.

Chivalry 2 Combate

Lleva una secundaria complementaria

Si te encuentras en un combate en el que te están pinchando constantemente con una lanza veloz o un cuchillito del demonio, no te lo pienses dos veces y lanza tu principal contra el contrario. Saca tu secundaria y cambia el curso del combate.

Un ejemplo: empareja un Hacha del verdugo con un Lucero del alba. Esta segunda arma es contundente y tiene ventajas que el hacha no. Olvídate de tus ataques pesados, tajantes, y súbete al carro de los ataques ligeros y contundentes cuando lo necesitas más.

Si llevas arquero, no campees

Los arqueros en Chivalry 2 no se juegan como francotiradores. Cuando eliges uno de estos guerreros sueles creer que lo tuyo es campear desde seguro y tratar de acertar con la mayor cantidad de flechas posibles, ¿no? Mal, muy mal. Al disparar desde lejos perderás precisión, por un lado, y al estar en solitario, en el momento en que te vean vas a ser como un caramelito a la salida de un colegio.

El truco es acercarte lo suficiente como para tener a mano a los enemigos, pero permanecer a la distancia justa como para poder sacar tu arma de cuerpo a cuerpo en el caso de que vayan a por ti. Y lo harán, puedes estar seguro o segura, porque los arqueros dan rabia.

No vayas a por las migajas

Ocurre constantemente: vas corriendo por el campo de batalla y ves una trifulca entre varios compañeros de equipo y un solo enemigo. Podrías ir a dar el último golpe y llevarte tus puntitos, ¿no? No seas rata y vete al objetivo, porque si superan en número a ese contrincante significa que los enemigos están en mayor número en otro lugar, ganando la partida.

Temas
Inicio