Cómo derrotar al jefe final de Sekiro

Cómo derrotar al jefe final de Sekiro
Sin comentarios

La mayoría de jugadores que han probado Sekiro coinciden en que es un juego que requiere mucha habilidad. No en vano muchos lo dejan frustrados cuando no pueden pasar de algún jefe. Esta propuesta de From Software está pensada para ofrecer un reto, sobretodo gracias a una jugabilidad innovadora. Lo difícil realmente es aprender a jugar.

Si consigues pasar la barrera de Genichiro Ashina es probable que continúes, de mejor o peor forma, hasta el final y allí te esperará Isshin Ashina. Su combate consta de un enfrentamiento previo con Genichiro de nuevo y tres fases contra él. El objetivo de esta guía es dar consejos y trucos para facilitar un combate que de entrada puede ser muy frustrante.

Genichiro Ashina

Maneras de superar estos combates hay varias, así que os voy a dar los consejos que me funcionaron en mi propia experiencia. Genichiro es un jefe al que ya nos hemos enfrentado antes y aunque varía algún movimiento es bastante similar al primer enfrentamiento.

Lo primero que hará al comenzar el combate es desenfundar la espada para hacernos un ataque con mucho rango. Podemos hacer dos cosas: alejarnos o intentar ponernos a su espalda, depende de lo seguros que os sintáis. El consejo principal que doy es no dejarle respirar.

Si os alejáis os sacará el arco y es molesto de esquivar o bien hará un ataque que sólo se puede contrarestar con Mikiri. Por contra, si os quedáis cerca y atacáis frecuentemente vais a poder cortarle la mayoría de combos. Sólo hay que estar atento a cuando salta para hacerle parry y automáticamente ver si tenemos que hacer Mikiri o saltar. Si vemos que pone la espada hacia nosotros y se lanza hay que hacer el contraatque. Por contra, si vemos que se agacha bastante hay que saltar o esquivar el barrido.

Derrotar a Genichiro en Sekiro

Cuando os aconsejo no dejarle respirar no significa que no haya que estar atentos a los parrys. Suele hacer un ataque pesado con las dos manos que repite dos veces y luego cambia el combo. También hace un movimiento cargado con la espada hacia un lado y después de eso vienen varios ataques rápidos. Lo que a mí me funcionaba siempre, sí o sí, era dejar que hiciera el combo desde lejos y una vez que lo acababa me acercaba con la Espada Mortal y le daba dos golpes. De esta manera, me aseguro no fallar el parry ni cargar demasiado mi postura.

Por otra parte, si en algún momento veis que os saca el arco, aunque estéis cerca, es probable que después venga el barrido inicial del principio. En general, yo lo que hacía era atacarle mucho para cortarle los combos y aprovechar cualquier brecha en sus movimiento para pegarle con la Espada Mortal. Hay gente que prefiere usar otra táctica, pero si eres de los impacientes como yo esta manera seguramente te resulte más rápida y menos tediosa.

Primera fase de Isshin Ashina

La primera fase de Isshin Ashina es casi un trámite si sigues estos consejos y tienes un poco de paciencia. La forma rápida es intentar hacer parry en todo momento para bajar su postura rápido, pero como esta guía está pensada para ayudar a aquellos que se quedan atascados os voy a dar mi pauta para pasar de fase seguro.

El truco para salir indemnes es permanecer lejos de él. Isshin hace varios patrones, pero en esta fase son bastante limitados si te encuentras lejos. Cuando veáis que guarda la espada y surge un brillito al más puro estilo anime significa que va a salir despedido hacia vosotros. Esto es fácil de esquivar: corred hacia la izquierda.

En esos momentos yo aprovechaba y le daba dos golpes con la Espada Mortal, porque se queda unos segundos quieto. Después de cualquier patrón suele hacer un pequeño avance para darnos un golpe con la espada. Sabiéndolo simplemente alejaros.

Jefe final de Sekiro

Otro movimiento frecuente que hace cuando estás lejos es dar un saltito y encadenar tres ataques seguidos. Vosotros os volvéis a poner hacia la izquierda, contaís tres y le pegáis como queráis. Algunas veces coge la espada con dos manos y hace una onda expansiva que en algunas ocasiones es doble. Volvemos a lo mismo, a la izquierda y a pegarle cuando pare. ¡Ah, tened cuidado con los precipicios!

Ahora supongamos que tenemos estos patrones controlados y queremos ser más agresivos. Lo ideal sería hacer parry conociendo el número y tipo de ataque que nos vienen y cuando veamos el símbolo hacer el Contraataque Mikiri, porque en esta fase no hay barrido. Como detalle gracioso, cuando veáis que se queja de la cadera viene otro Mikiri.

Yo lo que hice fue valerme de esta táctica para pasar de fase hasta que me quedé con sus patrones y una vez que me sentí segura ya recurrí al parry en casi todo momento para así hacer corto el enfrentamiento, porque cuando mueres varias veces se hace muy pesado.

Segunda fase de Isshin Ashina

La segunda fase es seguramente la más complicada y frenética, porque pasa a llevar una lanza también. En este caso, el parry es obligado y no hay que alejarse mucho. Entre combo y combo lo ideal es pegarle dos veces como mucho o nos puede salir cara la jugada.

Generalmente el mejor momento para pegarle es cuando salta hacia vosotros, si bloqueáis bien podréis pegarle sin mucho riesgo, aunque no siempre está a distancia. De la Espada Mortal mejor olvidaros en esta fase. También hay que controlar mucho la postura y si podéis usar algún dulce mejor. Por si fuera poco, tiene una pistola y hay que bloquear unas cinco veces seguidas. Podéis verlo venir, porque corre hacia vosotros. Estad muy atentos al Mikiri, porque también habrá barrido.

En general el consejo principal es tener paciencia, permanecer a una distancia media, bloquear sus ataques y hacerle todo el Mikiri posible. De esta manera, la barra se le llenará relativamente rápido y sobreotodo controlad el momento para curaros, pero si os alejáis mucho la barra de postura se le vacía. Yo solía hacerlo mientras él hacía un combo largo.

Tercera fase de Isshin Ashina

Esta fase no es tan difícil como podría llegarse a pensar. Si hemos llegado hasta aquí sabemos devolver rayos, así que es básicamente lo que hay que hacer.

Los patrones son los mismos de la segunda fase, a excepción de algún ataque a distancia, así que lo mejor es aguantar hasta que le vayamos devolviendo rayos. Generalmente lo sabemos porque caen cerca nuestra y aparece el kanji de color rojo. En ese momento Isshin salta y nosotros tenemos que hacer lo mismo para devolverselo. En poco tiempo lo habremos derrotado.

Temas
Inicio